Opt In Image
Suscríbete al Blog de FACTURALEGAL y recibirás OFERTAS, promociones y contenido de interés

emprendedor-negocio2

El camino para independizarse no es fácil. Es estresante, muy duro y no todo el mundo lo logra. Entonces, ¿qué nos impulsa a aventurarnos y emprender un negocio propio?

  1. No sentirmos completamente realizados cuando trabajamos para otra persona.
  2. Satisfacer nuestros impulsos personales
  3. Tomar las riendas y pensar en nuestro propio futuro
  4. Cumplir nuestras propias metas y sueños de algo propio

La mayoría de las personas sueña con dirigir su propio negocio, pero son muy pocos los que finalmente se atreven. ¿Crees que puedes ser un emprendedor? ¿Crees que ahora es tu momento?

Entonces toma en cuenta estos 6 tips que debes tener en cuenta:

1. Te gusta  tu profesión y lo que haces, pero no te gusta el lugar donde laboras

Puedes tener el mejor trabajo del mundo, pero no te sientes cómodo en la empresa en la que trabajas, o no estás totalmente de acuerdo con la forma en la que se hacen las cosas. Si crees que trabajando por cuenta propia puedes llevar a la realidad grandes ideas, este es el momento para comenzar.

Si te gusta mucho lo que haces, arriésgate, realiza un esfuerzo y trabaja duro para lograr tu sueño.

 

2. Tienes años pensando y soñando en hacerlo

Todo el mundo en alguna ocasión ha soñado ser el dueño de una empresa, ser el líder de un equipo y seguir sus propias reglas. Pero soñar con ello no es todo para muchas personas. Si te sientes un poco frustrado por no poder poner en marcha tu propio sueño empresarial, este es el momento de comenzar.

 

3. Necesitas apoyo

Una cosa que mucha gente no comprende del emprendimiento, es que no puede lograrse solo. Es necesario tener gente que te apoye mientras tú enfocas esfuerzos en otras áreas. Puede ser un padre, cónyuge, profesor, inversionista comprometido o quizás necesites a más de una persona. Pero definitivamente es necesario que cuentes con alguien en caso que las cosas no salgan como se planean.

 

4. Debes tener una gran idea en mente

No solo es querer ser un gran emprendedor y cumplir un sueño. Tambien debes tener un producto o servicio que ofrecer y vender que sea mejor que lo que ya se encuentra en el mercado. Si no tienes eso, entonces no tienes nada.

Un ejemplo de ellos es Steve Jobs, él podría haber pasado muchos años programando juegos para Atari, pero él quería más que eso: él quería crear una computadora que pudiese ser accesible y también que fuera atractiva. Eso le dio el éxito donde todos los demás fallaron. Creyó en su idea incluso después que Apple lo despidiera.

 

5. Haz realizado todo una planificación

Las grandes ideas pueden ser muy buenas, pero no lograrán nada si no tienes un plan para llevarlas a cabo. Muchas personas creyeron que Richard Branson estaba loco cuando lanzó la aerolínea Virgin Atlantic Airways, ¡y quizás lo estaba! Pero en realidad él tenía un plan para lograrlo, se basaba en un detallado estudio de mercado, financiación y previsión. Si no hubiese tenido este sólido plan, su idea solo hubiera sido un fracaso más.

 

6. Recuerda ser perseverante hasta el final

Muchas empresas no logran sus objetivos, eso es una realidad. No importa qué tan buenas puedan ser tus ideas, no importa lo bien diseñado que sea tu plan, cuando emprendes siempre se correrá un riesgo. Incluso los empresarios con más éxito no lograron triunfar en su primer intento. Pero siempre hay que tener un plan b, un plan de respaldo, así que cuando tu primer intento no funcione, te puedas mantener hasta que puedas intentarlo nuevamente.

 
Fuente consultada: http://www.negociosyemprendimiento.org/2017/03/emprender.html
 
 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *